FANDOM


  1. Pensar el tipo de blog que se adapta mejor a nuestro proyecto de trabajo: de aula, de materia, de centro, individual/personal, colectivo.
  2. Definir los objetivos: soporte para la materia a impartir en clase, intercambio de experiencias, etc. El alumnado debe entender que se trata de una herramienta de todos y no sólo del profesor/a; no hay que olvidar que un blog es un espacio de colaboración, por lo que hay que fomentar este aspecto.
  3. Fijar el protocolo de actuación: criterios de edición, permisos de usuarios, etc. Se puede crear un usuario-clase y cada alumno/a firma su intervención (tiene el inconveniente del anonimato), o invitar individualmente a cada uno de ellos, creando a su vez una etiqueta con sus respectivos nombres, de esta forma de un vistazo se pueden revisar todas las entradas de cada uno de ellos.
  4. Establecer normas de publicación: características de las entradas (título, texto corto, enlace(s) a comentarios, elementos gráficos: imagen, elementos multimedia, presentaciones, etc.). Ordenar las entradas con etiquetas claras y descriptivas. Revisar previamente la ortografía y la expresión, etc.
  5. Experimentar diferentes estrategias de uso: por semanas, trimestres, unidades de contenido, etc. Es recomendable ir haciendo un uso progresivo del blog empezando por experiencias puntuales o propuestas bien definidas en lo que al tiempo y a los contenidos se refiere. Una propuesta muy simple es que los alumnos, individualmente o en parejas, preparen un texto para publicar periódicamente en el blog de aula, a partir de una indicaciones de tema, estilo, extensión, o género que hayamos proporcionado. Una buena frecuencia para empezar es un texto por semana.
  6. Revisar y evaluar la experiencia. Compartir con otros centros / docentes / estudiantes. Hay que invitar a las familias, profesores y alumnos de otras clases y colegios o institutos, a visitar este espacio
  7. La redacción y la calidad de la escritura hipertextual (enlaces): capacidad de creación de enlaces, forma de redactar, de hacer comentarios, etc.
  8. El nivel de análisis y crítica del tema tratado. Uno de los elementos que es necesario evaluar es el grado de conciencia crítica de la ciencia y de los hechos, así como la capacidad de transformar la información y el dato en conocimiento
  9. La capacidad del alumno de trabajar en grupo y de desarrollar estrategias colaborativas.
  10. La capacidad de implementación de pluggins, fotos, podcasts, vídeos.